apocalipsis

No me cabe ninguna duda que, en función de las noticias de este agónico año 2016, somos muy afortunados. En contra de lo previsto, hemos sobrevivido al aluvión de desgracias y apocalipsis que, sobre todo los medios y economistas iluminados, nos han ido vendiendo mes a mes, y que uno tras otro, iban a dejar nuestra civilización en un holocausto mundial.

En esta ocasión voy a exponer una reflexión, más que explicar ningún concepto económico. A fin de cuentas, nuestro “grado” como economistas de barbacoa también ha de tener sus merecidas vacaciones. ¿verdad?

Tras un 2015 donde todos pereceríamos a través del EBOLA (Virus que a día de hoy sigue matando a miles de personas en África, y del que ya, como no nos toca, ni nos acordamos), y donde la crisis griega nos iba a hacer volver a las cavernas, comenzábamos el año con una caída en la bolsa China de más del 7%.

Según los “iluminados” analistas económicos teníamos aquí el primer jinete del apocalipsis. El “problema” chino (fundamentalmente una desaceleración en el crecimiento de su economía), era el firme candidato a provocar la próxima recesión económica mundial. Estos economistas no escatimaron en esfuerzos para evaluar cualquier dato que contrastara que el fin estaba cerca. Los chinos iban a quebrar y eso sería el apocalipsis, sobre todo para clubs de futbol en quiebra y para aquellos que necesitasen comprar un sacacorchos en domingo.

La crisis China nos llevó el Ibex desde 9.313 a 8.231 puntos, es decir un 11% del ala. Tras 11 meses, ya nadie se acuerda de los chinos y el Ibex esta a 9.367, es decir a los mismos niveles de antes de la crisis.

España ha sido un desgobierno total este año. Rojos con naranjas, azules a su bola, y morados contra todos. Los economistas afirmaban que la situación afectaría seriamente a la “prima” (algún día hablaremos de ella, que tiene tela), se hablaba de una segunda crisis en España (como si hubiéramos dejado la primera..), aumento del desempleo, desaceleración…etc… Aquí estaba el temido segundo jinete del apocalipsis.

Tras sorpassos sin sorpassos, tentativas de terceras, cuartas y quintas elecciones… ya se ha formado gobierno, y de la nueva crisis y lluvia de desgracias… nada de nada…

En junio, y dentro de la anarquía en la que vivía este país que nos llevaría a la ruina, el bono español cotizaba a niveles de 1,60% con una prima de riesgo de 150 pb. Ahora mismo, y con un gobierno cogido con “alfileres” nuestro país se financia a 10 años al 1,30% con una prima de 114 p.b.

politicos españa

Tengo un amigo que trabaja en la City en Londres.  La noche del 23 de junio, alquilaron unas habitaciones de hotel frente a la oficina. Pasar la noche en vela y echar una siestecilla cuando no se pudiera más, era la recompensa por “jugarse” todo el futuro de la “madre patria” a una sola carta. El tercer jinete de nuestro especial apocalipsis se llama “Brexit”

Ni el tato realmente pensaba que la opción del “SI” fuera finalmente la ganadora. Había que hacer el “papelillo” de preocupación, pero todos los iluminados, incluidos las casas de apuestas on-line (nuevos gurús financieros del siglo XXI), sabían que las encuestas eran claras: era casi imposible, aparte de una soberana estupidez, que esa opción fuera elegida por un pueblo tan sabio como el británico.

De nuevo los “economistas” de postín azuzando el fuego: <<Si Reino Unido deja Europa, su PIB perdería el 15% los 3 primeros años>>, <<se perderían millones de trabajos>>, <<la City quedaría destruida en un símil a un holocausto Zombi>>

Y la pesadilla se hizo realidad: Las encuestas lo “clavaron” de nuevo y erraron estrepitosamente… ¡¡¡caos y caos!

La bolsa española perdía casi un 10%, el Banco de Santander se dejaba en bolsa más de un 20%, la libra perdía un 15% a mínimos históricos … El fin del mundo acechaba, y ahora iba en serio, muy en serio.

Tras un par de días de meneo, ya no se habla de pedir un visado cuando vayamos a Londres a hacer comprillas en navidad, o que va a pasar con la gente de la Línea cuando quiera ir a Gibraltar a trabajar todos los días…

El Santander partía antes del referéndum de 4,20 euro por acción, perdió más de un 20 % al día siguiente llegando a 3,15 euro/acción. Ahora mismo, lo veo cotizar a 4,997, un 60% más respecto al efecto Brexit.

Era casi una pantomima.  En este caso los analistas ni mirábamos las encuestas. No es posible que un “showman” del talante de Donald Trump pueda ser presidente del país más importante del mundo (que pronto olvidamos a Berlusconi..). Y mucho más teniendo en cuenta las descabelladas propuestas del candidato republicano.

Tan solo la prensa norteamericana hacia, “un poco”, caso a la posibilidad de que el televisivo candidato fuera presidente.   Medios de la talla del The economist”, hablaban de “hecatombe mundial”, “aislamiento”, “pánico en los mercados”… el cuarto jinete de la apocalipsis.

La noche electoral en Estados Unidos no fue tan larga como en el Reino Unido, sencillamente por que ningún corresponsal en su sano juicio podía pensar en que el señor Trump fuera investido presidente el próximo dia 20 de enero. Pero llegó en Bombazo…

thj economist

Las bolsas se hunden ese día, la prima de riesgo se dispara… ahora, ahora si es el fin del mundo. Desde la victoria de Donald Trump, el índice americano ha subido casi un 9%, en europa y el “sustillo” inicial las bolsas han subido y las primas de riesgo de países como España se han reducido. Vamos que, de nuevo, de fin del mundo nada.

Casi ha pasado ya 2016 y sus 4 “fin del mundo”. Los mercados, no solo no han empeorado, sino que vamos a cerrar el año a niveles mejores que tras el paso de cada uno de los cuatro “jinetes del apocalipsis”.

¿son los mercados financieros una gran burbuja, totalmente desapegados de la economía real?, ¿ por que se empeñan en mantener a los ciudadanos con el alma en vilo, funcionando a golpe de «susto»?

¿Unos cuantos agentes nos “venden” la idea del apocalipsis para que, mientras que el resto de humanos hacemos acopio de agua y bienes básicos para hacer frente a lo que se nos viene encima, ellos se hacen ricos?

¿realmente son los políticos tan «iluminados», que son capaces de sortear y arreglar todos lo problemas mortíferos a los que se enfrenta la humanidad?

No soy mucho de conspiraciones, pero da que pensar.

Ahí dejo las cuestiones… que el año que viene no nos venga con tantos “cataclismos”, y si viene, nuestra especial «patrulla X» de mandatarios internacionales nos volverá a salvar.

¡Feliz año 2017 a todos!!!!!!