Cabecera del blog

Corría el año 2011 cuando decidí hacer este blog. Tras la crisis de las hipotecas subprime en  Estados Unidos y su posterior contagio a todo el planeta (el cual dura hasta nuestros días) la economía se puso de moda. “Expertos”, periodistas, contertulios y hasta filósofos daban sus explicaciones acerca de «qué» había pasado, «por qué» había pasado y sobre todo, y como si los políticos o economistas fueran imbéciles ( que no lo descarto…) «cómo» podíamos salir de esta situación de ruina más absoluta de una forma sencilla, (Evidentemente la suya).

En un ámbito más local, también teníamos que sufrir  los consejos, conocimientos y soluciones geniales de nuestros cuñados sabiondos, vecinos, jefes y amigos más cercanos en nuestras barbacoas, eventos sociales y fiestas populares. Ante la crisis “todos” sabían de economía. Todos eran unos “iluminados” del fascinante mundo de la ciencia económica.

Sin embargo, la figura del iluminado nace mucho tiempo atrás. Cuando las cosas iban bien los <<sabiondos>> y sus cargantes argumentos eran aun, mucho peor. Todavía recuerdo las disertaciones de mi amigo Julian, fontanero (y muy bueno por cierto) de profesión, recomendándome la compra del futuros sobre el DAX, o de mi vecino preguntándome que, como es posible que dedicándome a «esto de la bolsa» no había comprado acciones de Terra, cuando él se estaba forrando.  Por no hablar de los auto impuestos títulos más que nobiliarios de “promotores – constructores” que campaban y se reproducían por los pueblos de España.

Cualquier persona que hubiese heredado una parcelilla de olivos en el pueblo y tuviera un contacto en el ayuntamiento, se erigía como “Señor Constructor”, aunque no hubiera construido ni un castillo de Lego en su vida.

La razón del nacimiento de estos iluminados es, que la ciencia económica ha sido siempre un tanto opaca y confusa, pero a la vez tiene que ver  con la pasta, y ya conocemos la relación entre dinero y “postureo”, y sobre todo la percepción de que “a más dinero, mas inteligencia”.

Así que.. con todo esto..¿a quién no le mola ser inteligente?. Pues ala.. a opinar y a salvar el planeta!!!!

Este blog y sobre todo mi libro “economía de barbacoa” es mi cruzada particular. Es una herramienta de “autocoaching”, un manual de autoayuda de la economía que sea capaz de desenmascarar a estos iluminados, con o sin corbata, ponerlos en su sitio y hacernos parecer auténticos “sabios” económicos idolatrados y admirados por todos. Hacer de la realidad y de la historia económica algo simple, sencillo y sobre todo útil.

-¡Aprendamos a defendernos, de estos iluminados!, ¡Seamos el centro de las reuniones y eventos sociales! ¡Transformémonos en   Economistas de Barbacoa!!!!!!

Bienvenidos a nuestro Grado en Economía de Barbacoa