Entendiendo el funcionamiento de las divisas

Muchas veces tengo que reconocer que, como decía el filósofo “solo sé que no sé nada”. En el mundo de los mercados financieros esta aseveración, por mucho que los iluminados de barbacoa  nos digan lo contrario, se da de forma  habitual.

Uno de los tradicionales temas de “postureo económico” en nuestros eventos sociales, es la divisa. Apreciación, depreciación, el dólar sube, baja etc.. son los recursos que, los iluminados de barbacoa utilizan, aprovechando que se van de vacaciones a USA, para hacernos ver cuan enorme es su sapiencia y sabiduría.

En este post vamos a ser “ortodoxos” y vamos a intentar explicar en “simplicidad” que factores mueven una divisa en un sentido u en otro, y de cómo, inexplicablemente (se admiten explicaciones), el mercado se está pasando estos condicionantes por el forro con el billete verde. ( el dolar americano)

Que no os engañen.. (ni yo mismo), el único factor que mueve una cotización de divisa es la archiconocida “Oferta y Demanda”, con lo que todas las fuentes de postureo que vamos a ver ahora tienen una incidencia sobre este equilibrio. Vamos a ello.

Los tipos de interés: ¿En qué banco colocamos nuestros ahorrillos?, exacto, donde más rentabilidad nos den. Si los tipos de interés en USA son mayores que en la Unión Europea, ¿qué debería de pasar?  Pues que los inversores prefieran Estados Unidos para invertir, para lo que necesitan dólares. Es decir, aumenta la demanda de dólares y por consiguiente el dólar se apreciaría respecto al euro. ( Nos cuesta mas caro cambiarlo)

Aumento de la Inflación: Por cuestiones de política monetaria, aumentos de la tasa de inflación por encima de un determinado nivel son sinónimo de aumentos en los tipos de interés por parte del Banco Central. Con lo que, los inversores anticiparán un aumento en los tipos y comprarán esa divisa. Se aprecia.

Crecimiento Económico: A todo el mundo nos gusta ganar dinerito en un ambiente de tranquilidad.  Efectivamente, que la economía americana crezca a un buen ritmo y tenga buena salud, va unido a que las empresas venden más choricillos a los estadounidenses, y por ende, ganan más dinero. Esto provocará que, de nuevo, los inversores acudan a la bolsa americana y compren acciones. Para cual necesitan. Exacto… dólares. De nuevo, a más demanda de dólares, el dólar se aprecia.

Desempleo: También evidente, y ligado al anterior. Poco desempleo es sinónimo de buena salud económica y esta como ya sabemos, apetece muy mucho a los inversores extranjeros. De nuevo- más inversión- más dólares, y apreciación del mismo.

Agencias de rating: En este punto os invito a leer alguno de los posts anteriores donde analizábamos “en simplicidad” a este tipo de agencias. Como sabéis también evalúan países, con lo que una mejora en la calificación de, por ejemplo, USA, ¿que provocará?, pues esa sensación de tranquilidad y luz y color que tanto gusta a los inversores. “One more time”… aumenta la demanda de dólares y este se aprecia.

Con esto tenemos argumentos suficientes para rebatir y sorprender a nuestros amigos y vecinos en la barbacoa de inicio del buen tiempo… Lo que se ha llamado de toda la vida “inaugurar la terraza”, si surge el tema de la divisa o si algún contertulio comenta que va a pasar sus vacaciones en la Gran Manzana.

Lo surrealista del asunto, es que a veces el mercado se pasa por el forro la ortodoxia económica… veamos un ejemplo de la evolución del dólar desde hace unos meses.

Evolución dolar/euro

Con un inicio de senda alcista tras la victoria en las elecciones de Donald Trump, el dólar toca su máximo en 0,962 dólares/ eur, el 20 de diciembre de 2016. En esa época muchos analistas de divisas coincidían que, siguiendo la “ortodoxia”, la paridad entre el dólar y el euro se iba a producir los siguientes meses.

Bueno, vamos a ver si la situación se corresponde con la realidad de los factores ortodoxos que hemos comentado:

cuadro

Y aquí es donde viene la sorpresa… por manual de economía, el dólar debería de estar apreciándose considerablemente respecto al euro. Y no es así… (En este punto es donde se admiten vuestras sugerencias ¿qué está pasando?)

En otro post  ya hablamos de la gran utilidad que el concepto de “expectativas” tiene para los economistas cuando no hay pajolera idea de que está pasando en el mercado. Con lo que, esa explicación ya me la pido. “son las expectativas”…

Buena tarde a todos.