puente

La fábula del puente, el loco y el barquero narra la historia de una mujer que, tras ser infiel a su esposo, tiene que cruzar un rio a través de un puente donde hay un loco con un gran cuchillo.

La solución para evitar al loco pasa por contratar los servicios de un barquero que le cruce el rio. Dado que la mujer no tiene dinero, el barquero decide no ayudarla. Llama a una amiga para pedirle dinero y pagar al barquero. La amiga, amiga también del marido, decide que no va a ser cómplice de la infidelidad y no le presta el dinero. Vuelve a casa del amante. Quien no le abre la puerta, ya que piensa que el marido los ha descubierto y quiere venganza. La mujer finalmente decide cruzar el puente y es agredida por el loco, quien acaba con su vida.

La moraleja del añejo cuento es ¿quién es el máximo responsable de la muerte de la señora?

El loco por loco, el barquero por avaro, la amiga etc., etc., etc.……

Como podéis intuir la solución de la fábula es “ninguna”, no tiene solución. Eso sí, todas las alternativas son muy criticables. Criticas infinitas y cero soluciones.

Ayer tarde recibí por “wasap” un video que de forma “genial” explicaba en tan solo 2 minutos como los bancos nos han robado a todos 60.000 millones de euros, como nos echan de  “nuestras casas”, y cómo hemos sido nosotros los que con nuestro dinero “ encima y tó”, hemos tenido que rescatarlos.

Es sencillamente alucinante como “youtuberos”, con más voluntad que conocimiento, aprovechan la senda de lo “políticamente correcto” para erigirse como portadores de la justica y defensores de la razón, frente a esta “fabula del puente” que es la quiebra de un banco.

Siendo prácticos, y como en la historieta del puente, en caso de que una entidad financiera “pete”. ¿Dónde está la solución?  Veamos:

Solución 1: Como cualquier otra empresa. Dejarla Quebrar.

¿Por qué mi amigo Miguel tuvo que cerrar su cristalería, dejando deudas en el Banco, despidiendo trabajadores y suministros a proveedores? Las cosas no iban bien y tuvo que cerrar el negocio. Y eso forma parte del riesgo del empresario.

¿Acaso un Banco no es una empresa privada?

¡!!Que lo paguen los banqueros!!

Venga, a liquidar el asunto… ¿quién pagará el pato?

  • Los accionistas. Como “dueños y propietarios” que son, son ellos los que perderían todo su dinero, (como mi amigo Miguel). Personas que han invertido los ahorros de su vida en acciones o en bonos del banco que se quedarían sin nada.
  • Los trabajadores: Al igual que los expertos en cristalería de mi amigo Miguel. Todos a la calle.
  • Los proveedores: ¿Quién provee de pasta a un banco? Mi vecina Doña María que, con 85 años tiene su pensión y sus 150.000 euros en una imposición con los que va pagando la residencia en la que vive. Exacto, los millones de ahorradores que tienen su dinero en los Bancos son los “proveedores” de la mercadería con las que la Entidades Financieras hacen su negocio. Por “justicia empresarial”, si la Entidad quiebra, Doña María y los miles de ahorradores perderán gran parte de su dinero. (El fondo de Garantía de Depósitos garantiza hasta 100.000 euros).
  • Los gestores. Como mucho (y ni aun así) irán a la cárcel. Pero pasta lo que se dice pasta… no pondrán ni un euro.

Luego parece que esta solución no es muy viable…

Solución 2: El llamado “Bail –in”.  Ya sabemos de la importancia y cache que el uso de palabrejos tiene en el mundillo de las finanzas. Hablando en “simplicidad”, el Bail in no es más que, en caso de quiebra, quien pague la cuenta sean los inversores y accionistas. A fin de cuentas, ellos son los que, en caso positivo se aprovechan de los beneficios de la compañía ya sea vía dividendos o revalorización de sus carteras.

Y es que el famoso: too Big to fail (demasiado grande para caer), nos ha metido de lleno en los últimos años en otro concepto que algún día desarrollaremos más en profundidad, el llamado “riesgo moral”. ¿quién va a dejar caer a la banca?, en caso de problemas esta es siempre rescatada por papa estado. ¡metamos ahí la pasta! ¡Es una inversión segura!!!!

Pues no. Como hemos visto en el caso del Popular, la bolsa no es más que invertir en una empresa, y al igual que en la cristalería de mi amigo, se puede perder todo si la empresa quiebra.

¿Es justo que los“Ahorradores” accionistas pierdan los dineros de su vida en una empresa que ha quebrado? . Vienen las reclamaciones y las demandas. Pero ¿quién soporta el riesgo de una compañía? Sus dueños.  Exacto, los accionistas.

Pero ¡!!Ojo!!!!, y un ojo más grande que este planeta. Otra cosa muy diferente es que, a través de engaños, artimañas y falseamiento de la información, se comercialicen acciones como IPF´s o se oculte información a los “propietarios” sobre el estado real de la compañía. En este caso, los gestores están cometiendo un delito de estafa y han de estar en la cárcel.

Pero…¿Quién va a pagar los accionistas el “pastizal” que han perdido? Como hemos dicho… no los gestores.

Bueno, es evidente que no es justo que Doña María que no tiene ni idea de banca, bolsa ni mercados financieros pierda una parte de sus ahorros. Por otro lado, los accionistas que han invertido sus dineros en acciones y han perdido todo, se sienten engañados, estafados y exigen que se les devuelva su dinero. Qué vergüenza. No es justo. Parece que este “Bail in” tampoco es una solución. ¿qué nos queda pues?

La última opción es el llamado “Bail out”. Es decir, para evitar lo anterior, que sea el Estado quien “rescate” con dinero público al Banco quebrado. De esta forma mantenemos los ahorros a los impositores y a los accionistas y “repartimos” las pérdidas entre todos. Todo un ejemplo de solidaridad.

Llegados a este punto blogeros y youtubers despistados expondrán, y no sin razón, que por qué los ciudadanos han de pagar con dinero de hospitales, carreteras y pensiones, el rescate a los Bancos, a sus malas gestiones, y sus gestores corruptos.

El genérico “los bancos”, me recuerda mucho al de “los mercados”. Si queremos demonizar, explicar algo sin tener ni idea, o erigirnos como salvadores del planeta, nada mejor que un impersonal.

Muy diferente seria si determinados tertulianos, políticos e “influencers” personalizaran al sujeto. Y dijeran:

“Señores es un robo que con dinero público se rescate los ahorros de mi vecina Doña María, que con 85 años pierda gran parte de los ahorros con los que paga su residencia. Tampoco a los accionistas que engañados o no, han perdido todo su patrimonio comprando acciones de la Entidad que ha quebrado, el resto de ciudadanos no vamos a poner ni un euro”

Si esto es lo que realmente se explicase en  un video,seguro el “crucificarían al influencer”. Y en menos de 2 minutos.

Otia… Resumamos. ¿quién entonces paga el pato?

  • Los Proveedores (Los ahorradores). ¿Que todos los clientes del Banco van a perder gran parte de sus ahorros? No es justo y es una vergüenza. ¡Criticamos!!
  • Los accionistas: A fin de cuentas, son los propietarios. Pero… ¿es justo que miles de personas (algunas engañadas), sean responsables de malas gestiones, desfalcos, robos y engaños? No es justo y es una vergüenza. ¡Criticamos!!!
  • Los ciudadanos vía impuestos. Foco de quejas, debates tertulianos, manifestaciones e indignaciones varias. ¡Ni de Coña!!!! ¡Criticamos!!!

Algunos dirán con toda razón que los responsables se pudran en la cárcel. Y suscribo esto al 100%. Pero dudo que, con los medios a disposición de estas elites gestoras, tengan un solo euro disponible para poder pagar el desfalco y sus consecuencias.

Luego de esta forma se arregla el problema penal, pero no el económico.

¿El loco? ¿El barquero?  ¿El amigo?

¿Cómo lo hacemos sin perjudicar a alguien? Se admiten sugerencias.